La retención de la eyaculación - Ejercicio para elevar la energía sexual

Estamos entrando a nueva humanidad donde los conocimientos sagrados de elevación de la energía ya no son exclusivos, deben ser inclusivos. Poniendo esto en perspectiva, algo que comúnmente se considera "muy elevado", reservado para yoguis, maestros y demás, en realidad es algo bastante sencillo que todos podemos y debemos practicar: la retención de la eyaculación.

Digo todos y no todos los hombres, porque ambos sexos intervienen en lograr que este ejercicio sea exitoso. Cuando ambas personas en una relación participan equitativamente y con confianza, el ejercicio se logra y puede ser un útil método anticonceptivo, aunque este no es ni debe ser su verdadero propósito.

La retención de la eyaculación es un ejercicio llámese tántrico, taoista, o como gusten, que permite tener orgasmos sin eyacular. Sabemos que el semen es la esencia energética humana, la semilla humana, y al hombre le cuesta mucha energía y nutrientes producirlo. La retención de la eyaculación es un ejercicio de la sexualidad sagrada que permite retener esta energía divina, tan difícil y costosa de producir. Como resultado podremos tener relaciones con más frecuencia ya que el hombre no se se sentirá agotado por haber perdido el semen. Es un método que permite más longevidad y juventud. Me hace recordar a una charla que tuve con un abuelo maya:

--"Quien es este en la foto"-- le preguntaba de un joven vestido con un traje verde y plumas en la cabeza.
--Se llama Quetzal. Se ve joven ¿no?-- sonreía el abuelo al contarme. --"Tiene cuarenta y seis años-- parecía de treinta. --¿Sabes cual es su secreto?-- sonreía el abuelo aún más, mi silencio respondía su pregunta --la retención de la eyaculación.

El método permite que la energía sexual fluya sin que se desgaste. Esto permite que esta energía sea utilizada en viajes astrales, chamánicos, meditaciones y tantas cosas más. Esto es lo que en esencia la hace sagrada e indispensable para la elevación de la energía de la humanidad. 

Si no lo han hecho sentirán la curiosidad o deseo de practicarlo. Hay que tener varias cosas en consideración. Una es el entender las diferentes etapas y ciclicidades por las que pasan los humanos y las almas. Existen etapas en la vida, en la que se optará por utilizar este método con regularidad. Existen otras etapas en la vida, por ejemplo cuando se tienen hijos, en que se optará por no utilizar este método. Escuchar su corazón su cuerpo y su alma es lo más importante, les dirá cuando es el momento.

Como practicar la retención de la eyaculación.

Seguramente existen métodos más elaborados de cómo practicar este ejercicio, Yo les puedo compartir de mi experiencia, en la cual no leí ni nadie me enseño ningún método. Solo me llegó, como tal vez les llegue a ustedes, el mensaje, escuché mi cuerpo, mi corazón, mi alma y estos dijeron: sí, es momento de practicar.

Su práctica me permitió conservar mucha energía. Este ejercicio permite no solamente conservar la energía sexual, si no que ayuda a que esta fluya a través de todo el cuerpo y se deposite en lugares donde hace falta, como por ejemplo la cabeza. Como resultado tendremos un estado elevado de energía que nos permitirá tener visiones y despertares de consciencia.

Para realizarlo hay que estar de acuerdo con la pareja, ella lo tiene que saber, y tiene que facilitar el proceso compartiendo ese deseo de efectuar la relación sin esperar el semen. El semen puede ser muy atractivo, tanto para la mujer recibirlo como para el hombre darlo, y por eso ambos deben buscar lo mismo, tener un orgasmo sin eyacular, no esperar ni desear el semen.

En una práctica tántrica completa, no siempre se debe buscar la retención. De hecho esta misma solamente sera posible y beneficioso hacer unas cuantas veces, antes de que se tenga que expulsar forzosamente el semen. Redundando en lo que mencioné mas antes, también es sano tener etapas en la vida donde no se practica la retención, ninguna vez, y como todo ente viviente sano, esto es cíclico, quiere decir que se pueden pasar años utilizando este método, después pasar años sin usarlo y nuevamente regresar a el.

Pero bueno lleguemos al método. No hay tal, gran ciencia. El mismo músculo que permite detener el orín, es el que permite retener la eyaculación. Es el mismo músculo que hace mover el pene. Hay que estar conscientes de que el pene no comienza en la parte frontal de la ingle, donde parece que empieza, si no que este se extiende mucho más atrás hasta cerca del ano. Practiquen moviendo su pene, van a sentir no solo que el musculo hace mover la parte expuesta del mismo, si no que ademas sentiran un movimiento en la parte trasera, cerca del ano. 

Para practicar el ejercicio se requiere de cierto nivel de concentración mental y física. Personas que tengan experiencia en esto, que hagan kung-fu, chi kung, meditación, tai chi u otras cosas, tendrán ya cierta destreza que les permitirá tener éxito en nuestro ejercicio. Personas que sean completamente novatas en cualquier tema de manejo de energía, tal vez -nunca se subestima el talento- no logren realizarlo. Cierta experiencia sexual es también necesaria. Jóvenes que estén recién comenzando  a explorar en su sexualidad y por ejemplo, sean eyaculadores precoces (debo aclarar que a diferencia de lo que plantea el mainstream media y aparte de las decepciones femeninas, la eyaculación precoz no es algo negativo, escribiré de eso en otro artículo) seguramente tendrán más dificultad en realizar este ejercicio.

Una vez que identifiquen y manejen el músculo del glande, pueden intentar practicar con su pareja.
Entablamos el coito de manera normal. Una vez que llegamos al orgasmo, contraemos este músculo. Debemos jalar la energía hacia adentro, es un movimiento energético que requiere hacer todo lo contrario a lo que naturalmente está haciendo el cuerpo, que busca dejarse ir y soltar. Normalmente la eyaculación comienza después de que ha comenzado el orgasmo masculino. Podemos permitir que comience y antes de que salga el semen, contraemos el músculo y jalamos. Hacer esto prolongará el orgasmo, de alguna manera intentara engañarnos a creer que todo ha terminado y podemos relajarnos, si te relajas, saldrá el semen. Se debe estar en control todo el tiempo, hasta que pare completamente el coito, incluso unos segundos después es importante continuar contrayendo el músculo, jalando energía hacia adentro. 

La respiración es algo que se da naturalmente que nos ayuda a controlar las energías. Estar consciente de la respiración ayuda, y en el momento de querer retener, inhalar fuerte y constantemente. Esto ayuda mucho las primeras veces, aunque una vez que se domina la retención, no es necesario utilizar la respiración como ayuda. 

Si el ejercicio se logra plenamente, no saldrá absolutamente ninguna gota de semen del glande. Cuando esto se domina, resulta un eficaz método anticonceptivo. Pero es un método peligroso. Es muy fácil que suceda que el ejercicio se logre a medias, la mayoría del semen se retiene, pero una parte logra salir hacia el final del orgasmo. Esto normalmente sucede cuando se detiene la contracción muscular y la inhalación energética, antes de que se termine el coito.

La otra manera que esto falle es cuando la mujer (o el hombre vaya), aunque haya dicho que desea hacerlo así, en el fondo está deseando con todo su ser el semen. La comunicación entre la vagina y el pene es bastante buena, y la vagina puede ser muy convincente y decirle al pene que eyacule. Es posible que el hombre practique la retención como comúnmente lo hace, crea que se retuvo exitosamente, y no, sucede que sí eyaculó. Aunque esto también es evitable si el hombre se pone en una posición de absoluto control, que claro que no es la posición que se busca siempre en las relaciones amorosas.

Un ejercicio anticonceptivo muy sano es complementar este método con el control de fechas y fertilidad de la mujer. Cuando la mujer está fértil, se puede practicar este método, y cuando no lo está, se puede eyacular adentro.

Pero recuerden, este ejercicio no es únicamente un método anticonceptivo, es una práctica energética que permite elevarnos y mejorar como humanidad.

¡Felices fiestas!

13 comentarios :

  1. Gracias!!!!! Excelente información y experiencia compartida!!! FAVOR DE DIFUNDIR EN LA MAYOR MEDIDA POSIBLE!!!!! ES APREMIANTE POR UN MUNDO MÁS SANO, MÁS HUMANO!!!!

    ResponderEliminar
  2. pero ésta práctica en la cual me estoy iniciando tiene algun efecto secundario o algún daño a mi sistema?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado anónimo, no existen efectos secundarios. Como es mencionado en el artículo, es recomendado no abusar de este ejercicio y permitirse eyacular cada cierto tiempo.

      Eliminar
  3. Congratulaciones por la forma y por la estructura conceptual de tu analisis..Ahoo

    Biohomes

    ResponderEliminar
  4. Hola. Habiendo ejercitado el desarrollo del perineo ya llevo una semana practicándo la retención eyaculatoria y efectivamente logro devolver el semen al interior del cuerpo, pero no me siento ebergizado, sino que tan cansado como despues de cualquier orgasmo con eyaculación. Lo que si noto en mi deseo sexual con mayor frecuencia.

    Como dato de analisis, debo recalcar que después del orgasmo retenido, igual queda una gota en el ureter.

    También sería importante anotar que hace un par de años me hice una vasectomía. El hecho de haber perdido la capacidad de producir espermatozoides, hace ineficiente desde un punto de vista energético mantener esta práctica y por tanto no me conviene seguir con ella para obtenee los benficios energéticos y de transmutación?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hermano Dave, gracias por escribir. Lo que puedo compartir en el humilde intento de complementar la información que nos proporcionas, siempre desde la experiencia vivencial, es el hecho de que pareciera que existen etapas en la vida donde es más adecuado hacer la práctica de la retención de la eyaculación. Pareciera que el ser necesita de etapas diferentes, unas en las que se purifica, ayuna, practica este tipo de ejercicios e incluso el celibato, y otras en las que el ser (por no decir el cuerpo) busca liberarse, dejarse ir, y en este caso, eyacular.

      En tu caso hermano Dave, me parece cierto lo que insinúas que no conviene esta práctica ya que tu capacidad reproductiva ha sido cortada. Cabe agregar también que los beneficios energéticos de un ejercicio como este tienen que estar acompañados por un tantrismo holístico, una búsqueda completa de acercarse a lo sagrado.

      Eliminar
  5. Muy agradecido por tu respuesta.
    Bendiciones!

    ResponderEliminar
  6. Dave wiliam.
    Por lo que entiendo es que quizas no tengas capacidad creadora de vida (reproductiva) , pero no por eso dejas de recibir energia, esa area solamente es el primer punto energético mas no es el unico, entonces yo creo que no necesitas esta practica ya que la energia se distribuye por todo el cuerpo.
    Esa es mi humilde opinion basada en na introspeccion por todos experiencias, y conocimientos espirituales de diferentes latitudes del planeta.

    ResponderEliminar
  7. Hola tengo una pregunta, cuando se logra retener el semen y no se eyacula ¿a donde va a para el semen? ¿a la vejiga, nuevamente a los testículos o al cuerpo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pregunta médica de la cual voy a indagar más al respecto, tenía entendido que se va a la vejiga, pero quiero pensar que una parte así lo hace, otra permanece en los testículos, y otra en los ductos, de la cual sí puede llegar a salir una pequeña cantidad, dependiendo también de la intensidad de la retención. Al respecto hay que tener cuidado, porque la retención practicada en exceso puede ser perjudicial, lo natural es eyacular.

      Eliminar

Hola Hermana, Hermano, tus comentarios son bienvenidos