El Ascenso de Quetzalcóatl - Elevación del Kundalini

El amor lo cura todo. Pero no conocemos el amor. Hemos sentido, vivido, quizá, algunos, esa experiencia, ese intenso sentimiento, en que todo se arregla, todo se cura. Pero eso termina. Pronto el amor se convierte en dolor. Leer: Yah: El amor y el dolor. Las enseñanzas de la Tlazolteotl

No conocemos el amor cuando nuestras conciencias no han terminado de despertar. Cuando nuestra energía sagrada, la serpiente sagrada, llámese en oriente Kundalini, no ha despertado. La serpiente sagrada no despierta hasta que no hace una conexión con su raíz. Su raíz es su cultura, tu cultura. ¿Cual es tu cultura? Si estás buscando despertar tu conocimiento, tu conciencia, a través de las artes y saberes orientales, o de la nueva era, entonces no estás conectando con tu raíz, y tu consciencia no despertará completamente.

Inclusive si eres de otro continente, te consideras de otra raza, otro pueblo, otra nación, que no es el Abya Yala, debes conectarte con esta misma serpiente sagrada. El kundalini de la tierra se trasladó en los ochentas del Tíbet, donde antes residía, hacia el Wiñay Marka, la tierra eterna, la región alrededor del lago Titicaca. Esto quiere decir que el nuevo centro espiritual energético de la humanidad se encuentra allí, y es la señal de que el camino espiritual, de despertar, a seguir, reside aquí, en este continente americano, y en la raíz cultural de sus pueblos.

Despertar La Serpiente

Hacer la conexión con la serpiente sagrada, es participar en el rito, en la tribu, es un momento, o una serie de momentos iniciáticos. Hay que ofrendarle, a la tierra, a través de las formas ancestrales, para recibir de ella el permiso, y que nos abra el camino en ella hacia sus secretos y verdades.

Despertar a sus verdades es descubrir todas las mentiras. Reconocer las mentiras del mundo, la falsedad de la civilización moderna, de la cultura occidental, de los sistemas, educativo, religioso, social, cultural occidental, económico, etc. Percibir la oscuridad en la que está sumergida la humanidad es un primer, gran paso, un paso tan grande, una noción tan drástica, que no todos lograrán percibir su completa dimensión.

Algunas personas que conozco han tenido destellos de estas verdades, la han profundizado, pero han obviado la conexión con la serpiente, con la tierra, con la cultura. Por razón del mismo implante social. Como aquel amigo que es creativo, inteligente, original, pero esa misma inteligencia y creatividad le genera un ego que con el implante social individualista lo aleja de aquellos actos iniciáticos que lo llevarían a encontrar su camino, a su ser completo, a su despertar, su sanación y su verdadero amor.

Has despertado. Has percibido la oscuridad en el mundo, y has visto el camino hacia la luz. Has vencido el individualismo y has participado y te has sumado en las ceremonias, ritos indígenas ancestrales. Has reconocido el pueblo indígena como el portador del conocimiento ancestral que es la raíz y el camino a seguir para el despertar espiritual. Estás listo para lo que sigue.

Cultivar La Serpiente

Nos han cultivado en la ignorancia, la ineptitud, y el imbecilismo. Si no terminaste tus estudios, tu bachiller, o tu carrera, tienes una gran ventaja. Si terminaste una carrera, peor aún si crees fielmente en ella, entonces tienes más trabajo por delante. 

Limpiar el Acahual

Desde bebés, fuimos educados en la oscuridad de la mentira y el engaño. Cuando despierte tu serpiente completamente, es cuando reconozca esto. Al comenzar tu trabajo de cultivar la serpiente, tendrás que comenzar un largo trabajo de limpieza espiritual, emocional, mental y física. Acercándote a las artes espirituales ancestrales, encontrarás técnicas y medios para realizar esta limpieza. En el subconsciente están los implantes de miedo, dependencia y emociones falsas que tu madre sembró en ti cuando eras pequeña. Quitarlos requiere de ayuda externa, sea el espíritu, o algún guía que te lleve a cambiar tu percepción, para permitir que la serpiente sagrada de la tierra te cure. Sentirás como salen esos miedos y esas emociones de ti. Puedes despedirte de ellos, no los necesitas.

Regresarás a cando eras un bebé, y desde allí debes comenzar a reconstruir quien eres. Si no tienes la fuerza espiritual, mental, emocional y física para vencer a tu ego, entonces no lo lograrás. La diferencia la hace el intento. Descubrirás entonces a tu ego, y comenzará tu camino de limpiarlo, limpiar el campo en donde has de sembrar el alimento divino, que te permitirá llevar a tu serpiente a su ascensión.

Tendrás que recapitular cuando eras niño, repasar y reconstruir toda tu vida. Limpiar todas las emociones que no son tuyas que fueron sembradas en ti. Cambiarás todo tu ser, todo aquello con lo que te identificabas, con lo que construiste tu identidad. Encontrarás una nueva identidad. Morirás, y volverás a nacer. El trabajo de limpiar el Acahual, la milpa, dura toda la vida. Las hierbas no deseadas están constantemente saliendo, pero llegarás a un punto en donde puedes comenzar a cultivar, donde está suficiente limpia tu energía como para comenzar a sembrar. Si comienzas a sembrar, si estás sembrando sin la apropiada limpieza, tu cosecha será pobre.

Quetzalcóatl Desciende al Inframundo

El camino hacia el cielo es a través del inframundo. Conocerás el infierno, el infierno en la tierra. Conocerás el dolor, el sufrimiento, el hambre de tus hermanos, No se puede ser sagrado, ser fuerte, estar consciente de la necesidad, del dolor del prójimo, si no se ha vivido en carne propia. Quetzalcóatl se convierte en xólotl, el monstruoso. Serás culto, disciplinado, respetuoso, pero no crecerás si no vives tus periodos de locura, de desenfreno, de enfermedad. 

Enfermarás, quizá gravemente. Encontrarás en la enfermedad la mano del espíritu que te obliga a dejar el vicio, pero conocerás el vicio, la bebida, el veneno. Crecerás y será parte de ti, también, lo oscuro, lo negro.

Serás muy espiritual, muy ligero, muy puro. Pero serás también muy terrenal, muy real, muy físico. Vivirás experiencias oscuras, dolores, pérdidas, abandonos, humillaciones, agresiones. Serás agresivo, grosero, irrespetuosa, deprimido, borracho, caerás a lo más bajo, siempre con la sabiduría, con la consciencia, para regresar a la luz.  Cuando seas un ser de luz brillante, convivirás con seres oscuros. Cuando estés cerca de la libertad, de lo más virgen de la naturaleza, enfermarás, caerás preso, te encerrarán, te obligarán y te llevarán a la prisión, te llevarán a la gran ciudad, donde el ruido no deja dormir, donde  Conocerás lo más bello y lo más feo que existe, y lo más feo, será parte íntima de ti, y solo así, podrás ser bello.

Las Semillas Sagradas del Cultivo

No soy bueno con los hilos, con los tejidos. Son tediosos, se me enredan, se me hacen nudos, me quedan mal. Hoy en día, hago bordados, tejidos, costuras. Encontré en el bordar, una terapia transformadora, en la cual cultivo paciencia y tolerancia, y tejo el futuro de mi ser. Hago música, arte, escribo, danzo, pienso, descanso, medito. Cultivo en mi ser múltiples cosas. Cultivo las cosas que no me gustan, y las que me gustan. Soy bastante conocedor, tal vez experto, en muchas de las ciencias y saberes del hombre occidental, y eso, ante la capacidad humana, ante el ser ancestral, es poco. 

Tengo mala puntería, debo mejorar. Tengo debilidades en el estómago, en el cuello, hago ejercicios para fortalecerlos. Hablo cuatro idiomas, quiero aprender muchos más. Trabajo, cuido a mis hijos, y cuando puedo, descanso. Cultivo la verdad, hablo con transparencia, abro mi corazón, aunque reciba burla y humillación. No me tomo las cosas personalmente, aunque soy muy emocional. Soy muy pacífico y tranquilo, aunque mi naturaleza es inquieta y violenta.

Han sido quince años que comencé a cultivar, y a penas estoy comenzando. La cultura occidental hace de la formación humana, algo mediocre de duración y amplitud limitada. Las múltiples habilidades que me acompañan las he podido cultivar  gracias a que tuve un buen proceso de limpieza del acahual. La capacidad humana es vasta, incluye la libertad. ¿Qué es la libertad? No es hasta que comienzas a cosechar los frutos, que se comienza a vislumbrar. Es el único destino humano, lo único real que podemos hacer en esta y en estas vidas. La formación que conduce a la libertad, es la del Hach Winik, el hombre verdadero. Leer: El Hach Winik, El Hombre Verdadero

La abundancia de habilidades, la afinación de las capacidades, de la percepción, de la sensibilidad, el fortalecimiento físico, mental, emocional, espiritual, conducen a la libertad, en el plano individual. En el plano colectivo, son las herramientas que liberarán a la humanidad del colonialismo espiritual y permitirán que exista un futuro para los seres vivos del planeta y tus nietos. Leer: El Colonialismo Espiritual

Las Semillas Sagradas del Cultivo son físicas, mentales, emocionales y espirituales. La formación humana es y debe ser holística e integral.

Vivir en La Serpiente

Los canales, chakras, han sido desbloqueados, y cultivados, por años. La consciencia es una luz que crece. El cultivo de lo emocional ha estabilizado el oleaje de la dualidad. La cosecha de abundancia espiritual ha hecho de la felicidad material irrelevante para el autoestima y la felicidad. El ego es un cristal transparente, cada vez más limpio. La mente y el cuerpo se han descolonizado. Ya no necesitas champú, pasta dental, perfume, mucha ropa. Ya no crees en lo que "dicen", en lo que está escrito, en lo que se ve y se escucha. Todo lo piensas, lo analizas, has creado tu propio ser, con capacidad propia de pensar, de sentir, de conectarse con la verdad. Eres un hombre verdadero, sigues tu corazón, tienes un corazón. Has hecho la conexión, miles de veces, con la tierra, con el tiempo, con los pueblos, con las montañas.

Has vivido en la tierra, comido de ella, le has ofrendado. Has vivido en el bosque, por el caminado, en el te has perdido, sus plantas has conocido, te has envenenado, te has curado. De el has vivido, junto a él hambreado, y en esa carencia, la comida te ha regalado Del camino y del espíritu te has alejado, has huido, e inevitablemente has regresado, pues en él ahora has nacido.

Eres el corazón de la verdad, la voz del espíritu, la punta de lanza de la fuerza guerrera, del interior de la tierra, de la vida, de la madre. Llevas y reconoces el K'amasa, la esencia y el coraje del pueblo indígena. No fantaseas en figuras de luz, eres muy espiritual, pero muy terrenal en el sentido de que estás dispuesto a entregar tu vida por la defensa de la tierra, de la vida. Vives en la tierra, eres parte de ella, vives por ella, y gracias a ella. Eres real, práctico, femenino, tangible, sobrio, consciente. Estás listo para ascender. Aún hay mucho que hacer, que aprender, que limpiar, que cultivar, que crecer, que sanar. Pero para llegar allí es necesario ascender la serpiente, elevar la energía kundalini.

El Amor

El amor siempre es sexual, siempre está ligado a la energía de la creación, aunque no siempre involucra sexo, intimidad, o intercambios energéticos físicos. El amor es sabiduría. La sabiduría de saber cómo y cuando corregir a tus hijos, enseñarles a respetar. El amor es dolor. Una nalgada duele, un castigo duele, una corrección duele, pero se hace con amor, hay que hacerlo con amor. Amor no es consentir, no es sólo placer. El amor también es tolerancia, paciencia, compasión.

El amor no es individualista, hegemónico, limitado. No se limita a las leyes de la moral, de la ética, menos de la ética y la moral occidental del engaño y la mentira, de las dobles caras, dobles discursos, digo una cosa hago otra, digo y te prometo amarte para siempre, aunque ni la vida es para siempre. El amor es verdadero, transparente, libre, diverso, versátil, espontáneo. El amor es plural, colectivo, no es individualista, posesivo, capitalista. 

El amor no sólo es amar a quien te sientes atraído a amar, es amar a aquellos que necesitan amor, que serán quienes no te producirán atracción. Amar es dar, es incondicional. El aprendizaje del amor incondicional es de toda la vida.  El amor es sabiduría.

El corazón maya es yo - el mundo - tu. Entre tu y yo, está el mundo. Nuestro amor, es amor con y para el mundo. Es una orgía a la cual todos están invitados. 

El ultimo y más primordial eje para el dominio humano por las entidades oscuras, es el Colonialismo Sexual Lee el artículo.

El Descenso de la Estrella de la Luz

El proceso de elevación de la serpiente comienza con el proceso de descolonización sexual. Entre muchas otras tantas cosas, te suceden escasos y breves encuentros sexuales que considerarías sucios, pervertidos, prohibidos. Y lo sientes así. Es una sensación muy incómoda, pero descubres que aquello que te hace sentir incómodo son los implantes en tu mente, en tu ser, y cuando tu conexión con la verdad y la libertad es fuerte, logras purgar esos sentimientos. Sexualmente quetzalcóatl tiene que bajar al inframundo. Tienes que conocer tus mas profundos miedos, y realizar tus más deseadas perversiones. Comienzas a arrojar luz a los rincones más profundos y oscuros del ser humano. Y comienzas a despertar el poder interno, el poder del kundalini.

Cuantos no se perderán allí. La ascensión es equilibrio, y la parte oscura debe estar equilibrada con la parte de luz. La parte oscura no debe dominar, y la parte de luz no debe desaparecer lo oscuro. También acceder, descender a esta parte de la sexualidad, sin la formación anteriormente descrita, sólo te enterrará en lo físico, en lo material, en lo oscuro.

La luz de quetzalcóatl es venus, y venus tiene su dualidad de luz, como de oscuridad. La oscuridad no es negativa, es necesaria, para ascender la serpiente. La luz de la sabiduría, del amor, ha estado descendiendo a la tierra por años, como también en mi cuerpo.

Por esa razón, años han pasado de formación, de aprendizaje, de limpieza y cultivo. Con vastas cosechas de sabiduría y experiencia. La luz se ha guardado, se ha acumulado y ha iluminado los rincones oscuros del ser. La luz ha descendido, despertando los centros de consciencia, chakras, despertando el cuerpo, la consciencia, limpiando, liberando las emociones negativas, deslindando los seres inorgánicos, los virus mentales, espirituales, emocionales y físicos. 

Pero físicamente permanece algo ahí, se han sabido esconder en el cuerpo, existe cierta enfermedad. Existe enfermedad física en mi ser por dos motivos. Porque no ha ascendido la serpiente aún, y porque el espíritu me ha llevado nuevamente al inframundo, a fortalecer la luz en los rincones más oscuros, con las personas más oscuras, en los lugares más oscuros. 

Las ciudades en México, son ejemplo de esos lugares. La oscuridad se yergue sobre la sociedad. Nos cocinan los cerebros con la contaminación electromagnética. La ignorancia del que está tu lado impide que tú seas sano, porque somos un colectivo, no un individuo. La salud interna, espiritual, emocional y mental crece y se fortalece, pero es imposible ser sano físicamente aquí, en el mar de enfermedad.

La Nueva Era Colectiva

En 1942 entramos en una nueva era colectiva. Salimos de una era de individualismo, y entramos en una de colectivismo. En las avanzadas prácticas espirituales, sucede lo mismo. El monje, o iluminado, que se retira en la soledad a meditar y aprender, es individual. La ascensión en esta era se logra colectivamente, en comunidad, en grupo. Los nuevos guías espirituales serán tribus, grupos, o por lo menos, parejas, ya no individuos.

La ascensión ya no será individual, será en pareja y colectivamente. Solo en el amor, ascenderá la serpiente sagrada. ¿Cuantos guías espirituales son parejas? No las hay. No conozco una. Por eso no asciende la serpiente, porque no ha encontrado la unión.

La Unión - Ascenso de la Serpiente Emplumada

La ascensión de quetzalcóatl es el encuentro mágico de dos o más seres, quienes han podido almacenar grandes cosechas espirituales y quienes han despertado el kundalini, han descolonizado su sexualidad y están listos para ascender en unión. 

La unión es plural y multidimensional. Se unen distintos seres, en distintos momentos, en distintos
lugares. A la vez, se unen seres en un lugar, en un momento. A la vez, se unen dos seres en una unión sexual, que con los códigos, elevan la serpiente. 

Los Códigos de la Serpiente

Es la sabiduría innata, traída de otras dimensiones, herencia de los portadores, es aquella que desenvuelve el método, de cómo ascender la serpiente. Primeramente los códigos para encontrar la afinidad, quienes pueden efectuar la unión. Segundo, los códigos para cómo efectuar la unión, es conocer el camino. Conociendo el camino, teniendo el código, y estando preparado, la unión despierta y eleva la serpiente.

La Serpiente se Eleva

La unión llevada por el camino produce destellos de poder intenso. Es la unión, la verdadera unión. Todo se sana en los cuerpos, se liberan las enfermedades. Se accede a las reservas de energía y sabiduría almacenada. Esta energía es utilizada para llevar los cuerpos a otra dimensión, a otra realidad, otra frecuencia vibratoria. La felicidad, belleza, alegría y salud es irradiante, y comienza a contagiar a los que rodean. 

Esta energía liberada sirve  para vencer todos los obstáculos, es el poder que permite que los seres en unión preparen un campo de cultivo mucho más grande, para producir cosechas mucho más abundantes. Cosechas que alimentarán a la humanidad entera. 

La serpiente está lista para elevarse, sólo falta la unión.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola Hermana, Hermano, tus comentarios son bienvenidos