El corazón de la tierra


¿Alguna vez se han preguntado cual es el corazón de la tierra, o donde está?

Está en todas partes. Es cierto. En la naturaleza, en los lugares sagrados dedicados a la madre tierra. Está donde tú estas, porque estas sobre la tierra, y está dentro de tí, cuando amas a la tierra. Pero existe otro corazón, un centro, perdido, oculto, misterioso, uno que no está en todos lados, si no que está en sólo uno.

¿Donde? y más importante aún ¿qué es?

El corazón de oro, el disco "central" de la tierra. El espejo dimensional. 

Quiero ser fiel a la verdad, a lo que se sabe, a lo poco que se sabe, lo poco que se. No quiero especular, ser un charlatán.  La nueva era está aqui, esperemos, pero no como muchos lo manifiestan.  Como dice Carl Jung "nadie se ilumina fantaseando figuras de luz, si no haciendo consciente su oscuridad". No será útil decir que sé lo que creo, mejor decir lo que sé y compartir lo que creo.

El corazón de la tierra tiene algo que ver con el gran disco solar. Es sabido de su existencia, de un disco de oro que existía en el templo del sol en la ciudad Inca de Cuzco y que lograron ocultar de los españoles antes de la invasión. Oficialmente no se sabe mucho más acerca de este disco misterioso. Entonces tengo que recurrir a datos extraídos del libro "Miz Ti Tlan" para continuar la historia. Este libro no es del todo de mi gusto o de mi comprensión, como son muchos de los libros de la "nueva era". Siento que sus escritores en muchos casos cuentan con buenos datos, con información útil, a la cual agregan de su propia cosecha y manipulan  para darse credibilidad, como decir que son contactados. Esto no lo sé, y mucha de su información no me parece del todo precisa, pero sí existe algo de verdad, algo útil para esta historia. En este libro, se habla de los "espejos dimensionales" y que el mayor y más importante de estos, está en las selvas al sur de Perú. 

Si no fuera por mis propias meditaciones y visiones al respecto, y con la gran ayuda  de un compañero mío, quien en su visión también ha visto la existencia de estos espejos, no entendería o creería lo que se expone en el libro Miz Ti Tlan. Los espejos son el objeto físico a través de los cuales se refleja la energía de las dimensiones superiores. Son las fuentes de luz de nuestro planeta, y tienen inmensos poderes.

Según estudios realizados por Ramiro Gonzales, en su libro "El jardín de los Andes", y cuyas conclusiones comparte con otros escritores, se puede decir que existen evidencias de que en un pasado remoto existió la posibilidad de mover montañas y diseñar el clima. Otras evidencias de tecnologías muy poderosas más evidentes son la alineación perfecta de piedras de cientos de toneladas de peso en los templos incaicos. En mi sobrio parecer, existe una relación de estas tecnologías perdidas, con este o estos discos de oro. Un tipo de tecnología que no requiere de máquinas, no requiere de materia de esta dimensión, si no que gracias a la posesión de los discos solares se puede utilizar la energía de dimensiones superiores para  mover la materia con sólo la conciencia y la voluntad.

 El libro Miz Ti Tlan nos habla de la existencia de un "reino central"  o un "gobierno central planetario"  donde se toman las decisiones planetarias, donde se decide el curso de la evolución. Básicamente todo lo que creemos que en la tierra y en la naturaleza es obra de la casualidad no lo es, es un plan diseñado y mantenido por este gobierno central. ¿Será una fantasía?  no se sabe, pero existen evidencias que apuntan a esta conclusión. Lo más importante, la evidencia personal más contundente, es la certeza, el sentimiento dentro de mi corazón, de que este corazón existe.

Según varios libros, el lugar aguarda a que existan personas que estén preparadas para recibir el gobierno, para ser parte de él. ¡Qué preparación será esa! Qué nivel de desapego, de pureza de alma, de cuerpo y de mente será necesario para participar en un consejo en donde se tiene el poder de cambiar al planeta. Ciertamente, como veo a la mayoría de las personas, estamos muy lejos de ese nivel. Inclusive los que se dicen guías espirituales, o los naguales, están lejos. Pero ya no lo estamos tanto, porque ahora sabemos de su existencia, o si no lo sabemos, lo creemos, o lo intuimos. Y eso puede ser una razón -que creo que no es necesaria- para buscar la pureza del ser, para buscar sembrar el amor y la paz, para sacar de raíz el mal, la violencia, la envidia, el odio, la injusticia, la ignorancia y todo lo demás que perjudica a la tierra y la humanidad.

El viaje al corazón

Algo tiene que ver, este lugar, con lograr cumplir este gran acometido mundial, humano y universal. Claro que todas las personas que tienen consciencia siembran el amor y la paz en los lugares donde estén, pero este lugar algo tiene que podrá darnos la fuerza, el conocimiento, la luz para lograrlo. Por eso es importante que la gente se entere de la existencia de este lugar, que reconozca este lugar como el corazón de la tierra, y que viajen a él, para buscar sanarse y sanar al planeta.

Madidi, el corazón de la tierra.

Si quitamos las teorías de espejos dimensionales y discos solares, ¿que nos queda?, ¿como podemos identificar el corazón de la tierra? Yo lo hago de esta manera. Identifico y reconozco los centros energéticos planetarios, como Jerusalén, Inglaterra, los lugares donde están las pirámides, los nodos energéticos, chakras energéticos, etc. Todo esto se relaciona a la geometría sagrada, a la geodesia y a otras tantas ciencias. Pero nunca se ha pensado del corazón vivo mas grande del planeta, el lugar con mayor cantidad de vida, de especies, de seres vivientes. Si lo vemos así, sin duda el bosque amazónico es dicho corazón.

No solo es el bosque tropical más grande del mundo, si no que el más biodiverso también. Se cree que es tan grande que nunca podrá ser domado, nunca, pese a la infrenable e inimaginable devastación patrocinada por Brasil, se podrá acabar con todo. También, si existe un lugar donde se puede ocultar una civilización, un lugar, un algo que nunca pueda ser hallado, es aquí en este bosque. Es lo suficientemente grande. Es lo suficientemente inexplorado.

Este corazón de vida guarda relación con el corazón energético "de oro" que describía antes, y con la cadena montañosa más larga del planeta, los Andes. El bosque amazónico existe gracias a los Andes, que forman el clima para que dicho bosque pueda existir. Como si las infinitas llanuras boscosas y los kilométricos ríos no bastaran, el bosque, conforme se une a las  serranías andinas, se diversifica aún más, y se une con la diversidad existente en los Andes. Es esta unión en donde existe la mayor biodiversidad del mundo.

Madidi es un Parque Nacional en Bolivia que abarca desde las altas cumbres nevadas en los Andes hasta las sabanas inundables amazónicas al norte. Es el único lugar donde este corredor biológico queda intacto, donde un Puma puede viajar desde la puna Andina, donde hay vicuñas y cóndores, hasta las sabanas, donde hay lobos y anacondas. Si no bastara, este corredor conecta con el Lago Titicaca, el Lago sagrado, considerado el centro energético y espiritual de Sudamérica. No es casualidad que nadie conozca de su existencia, y que aunque se intente hacerlo, no llame la atención.

Está muy protegido, por un lado por un país como Bolivia, que se destaca por sus mala fama de ser "pobre" y de creerse un país "andino". Gracias a esto se desconoce  la existencia de este corredor biológico, el más rico del planeta. Gracias a la publicidad, a la mercadotecnia, lugares como Brasil, Perú y Costa Rica se llevan la atención del mundo. Bolivia se mantiene  así, auténtica, sin farándula, sin "fama".

Es este lugar que ha hecho el llamado, donde según muchos se asienta la nueva era, donde se despierta la energía femenina. El corazón de la tierra es un lugar virgen,  puro, y que espera a aquellos dispuestos a despertar, a iluminar su oscuridad y cambiar, a encarar la responsabilidad de construir un mundo de amor, paz y justicia. El corazón de la tierra los espera.

2 comentarios :

  1. el corazon de la tierra es el infierno

    ResponderEliminar
  2. Estimado Anónimo:

    La creación es un reflejo de nosotros mismos. La tierra y su corazón por igual, cada individuo tiene su propio "corazón de la tierra"

    ResponderEliminar

Hola Hermana, Hermano, tus comentarios son bienvenidos